Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

¿Quiénes son los más vulnerables al calor?

  1. Las personas mayores, discapacitadas y los niños menores de 5 años.
  2. Las personas con enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, cardiopatía, obesidad, insuficiencia renal, etc).
  3. Las personas que tomen determinados medicamentos regularmente (ej psicótropos) .
  4. Las personas que realizan trabajos físicos intensos o deporte al aire libre cuando hay temperaturas elevadas.

¿Qué efectos produce el exceso de calor?

  • Calambres, por pérdida de sales.
  • Agotamiento: malestar, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, sed intensa.
  • Deshidratación: decaimiento y sensación de postración.
  • Golpe de calor: nauseas, vómitos, dolor de cabeza, piel caliente y enrojecida, aumento de la temperatura corporal por encima de 40º, inestabilidad al andar, mareos, pudiendo llegar a tener convulsiones y coma.

¿Cómo protegerse del calor?

  • Evitar salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde).
  • Beber más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos. Evitando bebidas azucaradas y con cafeína.
  • Evitar comidas copiosas, tomar verduras y frutas. Comer menos cantidad y más veces al día. Evitando comidas calientes y sin abusar de las bebidas alcohólicas.
  • Reducir la actividad física.
  • Descansar con frecuencia a la sombra.
  • Usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • En casa, buscar las habitaciones más frescas.
  • Durante el día bajar las persianas y cerrar las ventanas; ábralas por la noche para ventilar.
  • Mantener los alimentos en el frigorífico y vigilar siempre las medidas higiénicas de conservación.

¿Qué hacer ante una persona con un golpe de calor?

Colocar al enfermo en un lugar a la sombra.

Quitarle la ropa para airearle. O humedecerla para refrescarle.

Si está consciente, colocarle con la cabeza ligeramente elevada y ofrecerle agua.

Refréscale con agua fría o hielo, sobre todo la cara, cuello, axilas e ingle. No debemos meterle en la bañera para enfriarle.

Si está inconsciente colocarle tumbado de lado, con las piernas flexionadas.

Nunca de líquidos a una persona inconsciente.

Llamar a emergencias sanitarias al 112.