Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

Más de la mitad de los trabajadores en España sufre dolor de espalda, siendo un 86% de afectados los que aseguran que las dolencias se agravan gradualmente debido a las condiciones laborales. Estos datos, recogidos por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, nos indica que el porcentaje de trabajadores afectados por el dolor de espalda se sitúa en un 50,3%, siendo las mujeres otro de los grupos más afectados por este tipo de problemas, que generalmente están propiciados por lumbalgias y/o ciáticas.

Para no sumarnos a esa estadística, nuestra mejor alternativa es la PREVENCIÓN

 

 Cómo prevenir el dolor de espalda en el trabajo

 

Puedes tomar medidas para evitar y prevenir el dolor de espalda y las lesiones en el trabajo. Por ejemplo:

 

  • Presta atención a la postura.

Cuando estés de pie, equilibra el peso de manera equitativa en los pies. No te encorves. Para promover una buena postura al sentarte, elige una silla que brinde soporte a la región lumbar. Ajusta la altura de tu silla de manera que los pies descansen planos sobre el piso o sobre un reposapiés y tus muslos estén paralelos al piso. Retira la cartera o el móvil del bolsillo trasero cuando estés sentado para no ejercer más presión en los glúteos o en la parte inferior de la espalda.

 

  • Levanta peso de manera adecuada.

Cuando levantes y cargues un objeto pesado, procura que este esté cerca del cuerpo, flexiona las rodillas y contrae los músculos del estómago. Usa los músculos de las piernas para sostener el cuerpo mientras estás de pie. Sostén el objeto cerca del cuerpo. Mantén la curva natural de la espalda. No tuerzas el cuerpo al levantar objetos. Si un objeto es demasiado pesado para levantarlo sin peligro, pídele ayuda a alguien.

 

  • Modifica las tareas repetitivas.

Usa dispositivos de elevación, cuando estén disponibles, como ayuda para levantar cargas. Trata de alternar las tareas físicamente exigentes con las menos exigentes. Si trabajas delante de un ordenador, asegúrate de que el monitor, el teclado, el ratón y la silla estén en la posición correcta. Si hablas por teléfono con frecuencia y escribes o tecleas al mismo tiempo, coloca el teléfono en altavoz o usa auriculares con micrófono. Evita doblarte, torcerte y extenderte innecesariamente. Limita el tiempo que pasas cargando maletines, carpetas y bolsos pesados.

 

  • Escucha a tu cuerpo.

Si debes permanecer sentado durante un período prolongado, cambia de posición con frecuencia. Camina y estira los músculos con suavidad para aliviar la tensión.

 

Examina tu ambiente de trabajo y ocúpate de las situaciones que puedan agravar el dolor espalda. Incluso caminar unos minutos puede prevenir las lesiones y el dolor de espalda.