Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

El polen tiene la culpa del 80% de las alergias primaverales y además activa la sensibilidad para sufrir el otro 20% de ataques autoinmunes.

Su agresividad varía según la planta que origine la alergia y las concentraciones de la misma, y además no afecta igual a todas las personas; a algunas apenas les provoca estornudos y otras incluso pueden sufrir un choque de asma o una conjuntivitis severa. Para acabar de sentenciarnos, solo un 10% de las personas alérgicas lo es a un único tipo de polen!!!

Teniendo todo esto en cuenta, os dejamos algunos CONSEJOS PARA EVITAR LA ALERGIA:

1- Consultar las webs oficiales que nos muestran los recuentos de polen en el ambiente para tratar de evitarlo en la medida de lo posible. Por ejemplo polenes.com  de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.

2- Si tenemos alergia por contacto, algo no tan frecuente, evitemos cortar el césped o la hiedra.

3- Debemos evitar hacer actividades al aire libre en los días de sol y viento. La humedad es baja en el aire y ello favorece la dispersión del polen.

4- Es necesario mantener ventiladas las habitaciones de tu casa. De preferencia por las mañanas o tardes. En las noches cierra las ventanas para que el polvo o polen no entre a tu hogar

5- Evita tener en tus habitaciones alfombras, flores, peluches, libros y cualquier otro objeto que pueda tener polvo.

6- Mantén limpia la ropa de cama, esto es sábanas, fundas de almohadas y toda ropa que la cubra. Si te es posible, lávala cada semana con agua caliente (54°C).

7- Incluye la limpieza de cortinas y persianas

8- Si tienes mascotas es importante que ellos permanezcan fuera de las habitaciones. Lo ideal es que bañes a tus mascotas por lo menos una vez a la semana, esto ayuda a reducir la cantidad de alérgeno y pelo que sueltan.

9- La ropa a la secadora y si no, en un tendedor dentro de casa; si la secamos fuera, debemos sacudirla muy bien antes de llevarla a casa, pero seguramente tendrá atrapado el polen en sus fibras.

10- Si somos alérgicos nuestro aparato respiratorio estará más sensible y en consecuencia no debemos frecuentar ambientes contaminados de humo de tabaco.

11- El dormitorio debe tener una temperatura algo baja y un ambiente seco, ya que los ácaros del polvo son muy persistentes -el polen puede aumentar la sensibilidad a ellos- y se multiplican mejor cuando hay una humedad del aire entre 75% y 80% y una temperatura de 21 °C o superior. Son escasos en lugares secos y mueren cuando la humedad del aire baja de entre el 40% y el 50%.

12- No conduciremos con las ventanas abiertas y si vamos en moto lo haremos siempre con gafas de sol o la visera del casco bajada.

13- En la calle, llevaremos unas gafas envolventes que nos eviten el contacto de los ojos con el polen, y si tenemos problemas respiratorios usaremos una mascarilla de pintor.

 

Si tienes cualquier duda, sabes que estamos aquí para ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites.

¡Ven a vernos!