Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

Recientemente la OMS ha puesto de manifiesto una serie de preguntas y respuestas en las que pretende aclarar la relación de la COVID19 y la lactancia materna y cuáles son los cuidados reales que debe tener en cuenta una madre lactante con sospecha o con un diagnóstico confirmado de padecer coronavirus.

 

Os resumimos aquí algunas de las preguntas frecuentes que relacionan la COVID-19 con la Lactancia Materna:

 

  1. ¿Puede transmitirse el virus de la COVID-19 por la lactancia materna?

En principio NO.

Hasta la fecha no se ha detectado el virus activo de la COVID-19 (es decir, que pueda causar infección) en la leche de ninguna madre con sospecha o confirmación de COVID-19.

Por lo tanto, parece poco probable que la enfermedad pueda transmitirse a través de la leche materna.

 

  1. Después del parto, ¿debe colocarse inmediatamente al bebé piel a piel sobre la madre para que esta lo amamante si la madre padece COVID-19?

Sí. El contacto piel a piel inmediato y continuado, incluyendo la técnica de la «madre canguro», mejora la regulación de la temperatura de los neonatos y varios otros indicadores fisiológicos y se asocia a una mayor supervivencia neonatal. Además, colocar al recién nacido junto a la madre permite una iniciación temprana de la lactancia materna.

Los numerosos beneficios del contacto piel a piel y la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados a la COVID-19.

 

  1. ¿Cuáles son las recomendaciones de higiene para una madre que amamanta y con sospecha o confirmación de COVID-19?

Las madres con COVID-19 presunta o confirmada deben:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o limpiárselas con un gel hidroalcohólico, especialmente antes de tocar al bebé
  • Utilizar una mascarilla médica mientras amamantan.

Es importante:

– Sustituir la mascarilla en cuanto se humedezca

– Desechar la mascarilla inmediatamente

– No reutilizar las mascarillas

– No tocar la parte frontal de la mascarilla sino quitársela desde atrás

  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al estornudar o toser, tras lo cual deben desecharlo inmediatamente y volver a limpiarse las manos con gel hidroalcohólico o a lavárselas con agua y jabón
  • Limpiar y desinfectar regularmente las superficies

 

 

  1. Cuando una madre con COVID-19, presunta o confirmada, se extraiga la leche para su bebé, ¿debe tomar alguna medida adicional al manipular el extractor o sacaleches, los recipientes para almacenar la leche o los utensilios para alimentar al bebé?

Los extractores o sacaleches, los recipientes utilizados para almacenar la leche o los utensilios para dar la leche al bebé deben limpiarse adecuadamente después de cada uso. Esta es una buena práctica aun en ausencia de COVID-19.

  • Lave el extractor o sacaleches y los recipientes después de cada uso utilizando jabón líquido: por ejemplo, un producto para vajilla disuelto en agua templada. Enjuague con agua caliente durante 10-15 segundos.
  • Algunas piezas de los sacaleches pueden lavarse en la bandeja superior del lavavajillas (si se dispone de él). Compruebe el manual de instrucciones antes de hacerlo.

 

  1. Si una madre con COVID-19, no ha podido amamantar por haber estado demasiado enferma o por otro problema de salud, ¿cuándo puede volver a amamantar?

La madre puede empezar a amamantar en cuanto se sienta suficientemente bien para hacerlo. No hay ningún periodo de espera establecido después de haber padecido COVID-19.

No hay datos científicos que indiquen que la lactancia modifique el curso clínico de la COVID-19 en las madres.

 

  1. ¿Por qué las recomendaciones de lactancia para las madres con COVID-19, parecen contradecir las recomendaciones de distanciamiento físico para la población general?

En los pocos casos de infección confirmada en niños, la mayoría de las veces la enfermedad ha cursado con síntomas leves o sin síntomas. Los numerosos beneficios de la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados a la COVID-19.

 

Fuente: OMS