Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

La acción del sol de los días de verano deja huella en la piel de tu rostro. ¿Sabes cómo mimarla y prepararla para la llegada del otoño?

Limpieza, exfoliación, hidratación y nutrición son claves para devolverle a la piel la hidratación y la suavidad. ¡Te explicamos los pasos a seguir!

 

¿Cómo preparar tu cutis para el otoño?

 

  1. Exfoliar, el paso imprescindible

 

Limpiar la piel y exfoliarla es el primer paso para mejorar su salud. Con ello se eliminan células muertas, impurezas y rugosidades de la piel y se deja lista para recibir todos los tratamientos. Para pieles grasas es aconsejable realizarse una exfoliación mecánica (scrub), ya que las micropartículas que contienen estos cosméticos ayudan a arrastrar las células muertas. Las pieles normales y mixtas pueden usar exfoliantes tipo scrub o exfoliantes con AHA (alfa-hidroxiácido como ácido láctico y glicólico), también recomendables para las pieles sensibles o secas. Los exfoliantes AHA han sido introducidos por los japoneses y consisten en realizar la exfoliación sin «frotar» la piel. Se hace a través de humedecer el cutis, dejar actuar el activo encima de la piel y eliminarlo al aclararlo con agua, lo que arrastra las células muertas.

 

  1. Mascarillas, reparación en profundidad

 

Una vez realizada la exfoliación, las mascarillas serán las encargadas de nutrir y reparar la piel del cutis. Las que benefician la delicada piel del rostro son aquellas con componentes regenerantes como las que contienen aceites nutritivos o minerales como el silicio o el colágeno.

Si la piel está muy irritada, utiliza una mascarilla con efecto calmante.

El momento ideal para hacerlo es cuando estemos más relajados, por ejemplo, durante la noche.

 

 

  1. Hidratar, día y noche

 

El último paso, fundamental para lucir un cutis radiante, es la hidratación en profundidad.

Mientras todavía estás moren@ del sol del verano, lo ideal es que hidrates la piel para prolongar el bronceado.

Sin embargo, poco a poco las células que tienen un alto contenido en melanina irán desapareciendo. Cuando esto ocurra, es posible que se vean las manchas que hayan podido salir como consecuencia del sol.

Para tratar las manchas solares, lo ideal es utilizar despigmentantes, ya sea en formato crema o sérum. Podemos ayudarte a elegir el mejor antimanchas en función del estado de tu piel.

Pero esté como esté tu piel, recuerda que la hidratación diaria durante la noche es imprescindible para la salud de la piel de tu rostro.

 

¡Acércate y pregúntanos más!