Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

Ahora, y siempre. la donación de sangre es imprescindible, pero para muchas personas sigue siendo algo desconocido que suscita muchas dudas.

Repasaremos algunas de las principales preguntas sobre la Donación de Sangre, a las que la Cruz Roja nos da la respuesta:

 

¿Puedo donar sangre si…?

 

Si se realizan todos los análisis a la sangre, ¿por qué se realizan tantas preguntas en el cuestionario?

Con el cuestionario de autoexclusión, se protege tanto la salud del donante, (evitando la donación cuando pueda perjudicarles) como la del enfermo, evitando la donación en aquellos casos en los que pueda existir una mínima duda en cuanto a la seguridad de la sangre.

 

¿Cuánto tiempo voy a emplear en la donación?

No mucho. El tiempo necesario para rellenar el formulario de autoexclusión, realizar la entrevista médica, completar el proceso de extracción y dedicar unos minutos a recuperarse. En total, dedicaremos aproximadamente entre 20-30 minutos.

 

¿Cuál es la cantidad de sangre que se puede extraer?

Legalmente se puede extraer hasta un 13% del volumen total de la sangre de una persona. No obstante, por la estandarización de las bolsas de sangre utilizadas habitualmente, se extraen 450 cc. , que supone la cantidad máxima que es posible extraer a una persona de 50 Kg. de peso sin causarle ningún perjuicio.

 

¿Pueden donar sangre personas mayores de 65 años?

Sí, es el médico quién debe decidir si puede o no donar en función del estado de salud del donante. Lo que no se puede hacer es la primera donación después de los 60 años.

 

¿Por qué no se puede donar con un peso inferior a 50 kg?

Porque el material – bolsas de sangre – está diseñado para 450 cc. Cantidad que no se puede extraer a una persona con peso inferior a esos 50 Kg

 

¿Con qué frecuencia se puede donar sangre?

Se puede donar sangre con un intervalo mínimo de 2 meses. Los hombres pueden donar hasta 4 veces en un año natural, y las mujeres 3. Esta diferencia no es discriminación, sino para compensar las pérdidas que tienen las mujeres por la regla.

 

¿Se debe estar en ayunas para donar sangre?

No. Es conveniente no tener el estómago vacío, aunque se deben evitar las comidas ricas en grasas.

 

¿Se puede donar tomando medicamentos?

Depende del medicamento y la razón por la que se esté tomando. Por ejemplo, el consumo de Aspirina y antinflamatorios, permite la donación; en el caso de los antibióticos se debe esperar 15 días desde su consumo.

 

¿Puede donarse sangre teniendo tatuajes?

Sí, siempre y cuando hayan transcurrido 4 meses.  En el caso de los piercings, también es necesario dejar transcurrir 4 meses.

 

El consumo de tabaco u alcohol, ¿cómo interfiere en la donación?

En el caso del tabaco, antes de la donación no influye. Después de ésta, se recomienda esperar al menos dos horas para evitar mareos. El consumo de alcohol antes de la donación sí puede contraindicar la misma, dependiendo de cuándo y cuánto se haya consumido. Después de donar, hay que esperar dos horas antes de ingerir bebidas alcohólicas.

 

¿Cómo afecta el ejercicio físico a la donación de sangre?

En las horas siguientes a una donación de sangre debe evitarse, dado que puede ocasionar mareos.

 

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperar todos los componentes de la sangre donada? Durante ese tiempo, ¿se es más vulnerable a las infecciones por falta de defensas?

En 24 horas, nuestro organismo ha recuperado el volumen de líquido que tenía antes de la donación y se encuentra en condiciones normales. Antes de ese tiempo, deberemos evitar realizar actividades peligrosas que requieran esfuerzos físicos elevados.

El nivel de plaquetas tardaremos en igualarlo 72 horas y el nivel de hematíes 2 meses.

 

¿Qué se hace con la sangre donada?

La sangre no se transfunde tal y como se obtiene del donante, sino que se utilizan sus distintos componentes por separado en función del tipo de enfermo al que vaya destinado. En primer lugar, se determina el grupo ABO y el Rh, para después proceder a realizar una serie de análisis sistemáticos y rigurosos que garanticen la calidad del producto. Una vez analizada se fracciona, obteniendo los diferentes componentes. Estos se utilizan para el tratamiento de distintas enfermedades, como la anemia, leucemia, hemofilia falta de defensas… también se usa en el tratamiento de enfermos de cáncer, ante hemorragias, en la elaboración de medicamentos y otros actos médicos como trasplantes e intervenciones quirúrgicas. Diariamente los, hospitales solicitan a los bancos de sangre las cantidades de los diferentes componentes sanguíneos de acuerdo con las necesidades existentes. Estos deben reservar unas cantidades que cubran posibles urgencias.

 

Fuente: Cruz Roja