Farmacia Sada 24 HORAS, 365 DÍAS CUIDANDO TU SALUD 913 57 69 14 sada@farmaciasada.es

Aunque algunos tipos de cáncer se pueden detectar con pruebas de detección precoz en estadios tempranos (cuando no hay síntomas) -como el cáncer de colon, el de mama o el de cérvix-; para muchos otros tumores no existen programas de cribado. Sin embargo, sí podemos estar atentos a ciertos signos de alarma que nos ayuden a identificar cuándo debemos acudir al médico.

 

Es importante tener en cuenta que dichos síntomas o signos corresponden también a enfermedades benignas o transitorias, pero lo importante es que si identificas alguno de ellos acudas al médico para que pueda hacer un diagnóstico.

  1. Bulto o nódulo

Aunque la mayoría de los bultos o nódulos suelen ser debidos a enfermedades benignas, siempre se debe acudir al médico para que solicite pruebas y valore las causas.

  1. Heridas que no cicatrizan

Consulta a tu médico si tienes una lesión (herida o mancha) que no cicatriza, ya sea en la piel o en las mucosas.

  1. Manchas o lunares que cambian de forma o color

Recuerda la regla del ABCDE y acude a tu médico.

Ver más en: https://www.farmaciasada.es/deteccion-y-prevencion-del-cancer-de-piel/

  1. Sangrado o hemorragias anormales

Con frecuencia, algunas personas tienen tendencia a sufrir pequeños sangrados de encías (tras cepillado dental) o nasales, sin que estas tengan una trascendencia clínica importante. Sin embargo, si el sangrado es digestivo, vaginal, sucede con la tos, en orina o con las heces, y dependiendo de la cuantía y duración, las hemorragias pueden tener causas más importantes. En estos casos es importante que el médico diagnostique la causa y te ofrezca tratamiento.

  1. Cambios en los hábitos urinarios

Si te cuesta ir al baño, si vas más por la noche, si te duele o arde al orinar, si hay disminución en la fuerza del chorro, sangre o algún tipo de dolor.

  1. Cambios en los hábitos intestinales

Si notas cambios bruscos de los hábitos intestinales (de diarrea a estreñimiento), aparecen heces de color negro (melenas) o algún tipo de molestia o dificultad.

  1. Gran pérdida de peso sin justificación

Si estás perdiendo mucho peso sin explicación aparente (sin cambio de hábito alimentario ni actividad física), acude a tu médico.

  1. Tos o ronquera persistente

La tos o ronquera pueden indicar muchas cosas. Si no estás pasando por un cuadro de catarro o gripe y eres fumador, presta especial atención a tus síntomas respiratorios y acude al médico ante cualquier duda.

  1. Dolor constante

El dolor es un síntoma muy inespecífico, pero hay algunos tipos de cáncer que pueden manifestarse de esta manera. Tengamos especial atención en dolores de muchos días, que no desaparecen o no ceden al tratamiento.

  1. Cansancio

El cansancio extremo que no disminuye con el descanso puede en algunos casos estar asociado a algún tipo de cáncer. Acude a tu médico para que estudie las causas.

  1. Fiebre

La fiebre es un signo inespecífico y muy general. En algunos casos, puede estar asociado a algún tipo de tumor. Siempre que se tenga fiebre es importante cuantificarla (usando un termómetro) y comunicárselo al médico. En ocasiones, las elevaciones de temperatura a última hora de la tarde, en no demasiada cuantía (37-37.5º), puede ser un signo de alarma y debe ser consultado.

Disminuye tu riesgo

Recuerda que entre el 30% y el 50% de casos de cáncer se pueden reducir con estilos de vida saludables. Esto significa que hábitos como realizar actividad física, alimentarse saludablemente, no fumar y no beber alcohol disminuyen significativamente el riesgo de cáncer.

Fuente AECC